Una nueva variante más de Covid-19, denominada IHU

Ha sido identificada por investigadores franceses, y estaría derivada de otra cepa cuyos primeros casos fueron detectados en la República del Congo en septiembre pasado

 

París, Francia.- Investigadores de Francia identificaron una nueva variante de COVID-19 desde hace algunas semanas, derivada de otra cepa cuyos primeros casos se habían detectado en la República del Congo en septiembre del año pasado.

El Instituto Hospitalario Universitario de Marsella, en el origen de este descubrimiento, informó el pasado 9 de diciembre en Twitter que había bautizado esa variante con sus propias siglas, IHU.

Los investigadores publicaron a finales de diciembre un pre-estudio, pendiente todavía de validación por sus pares, sobre la «variante IHU» llamada B.1.640.2 de la que se conoce todavía bastante poco teniendo en cuenta el limitado número de casos registrados.

Según este centro especializado en enfermedades infecciosas, creado y dirigido por el controvertido médico Didier Raoult, los primeros de esos casos localizados por los científicos se dieron en la localidad de Forcalquier, en el departamento de Alpes de Alta Provenza.

Entre sus características, esta variante contiene 46 mutaciones, es decir todavía más que ómicron, y es una de las dos derivadas de la B.1.640 que se había localizado a finales de septiembre en la República del Congo.

Un elemento peculiar de la «variante IHU es que una de sus mutaciones se asocia con un posible aumento de la transmisión del virus».