Tras 33 años de servicio se jubila en el ITG

Rafael Izaguirre Borbón, muy altruista, siempre presto a servir a los demás; hoy fue su 'ultima checada' 

Tras 33 años de servicio se jubila en el ITG; Rafael Izaguirre Borbón, muy altruista, siempre presto a servir a los demás; hoy fue su 'ultima checada'.

Guaymas, Sonora.- Luego de 33 años de servicios en el Tecnológico Nacional de México campus Guaymas, Rafael Izaguirre Bobón dejó su último registro en el reloj checador, con lo cual inicia su proceso de jubilación.

Vigilante durante toda su vida laboral, Izaguirre narra que el 16 de septiembre de 1989 fue la fecha de inicio de su trabajo en esta institución: “Llegué un sábado a las 9 de la mañana y me presentaron al personal de aquel tiempo.

Me siento muy feliz de haber colaborado en este sistema, dice, y también agradecido profundamente. Gracias a este trabajo pude sostener económicamente a mi familia: mi esposa Mirna y mis dos hijos: Ana Cecilia y Rafael. Actualmente mi hija estudia la carrera de Licenciatura en Administración en ITG y mi hijo estudia su bachillerato en el Centro de Estudios Tecnológicos del Mar Guaymas. Los dos han salido excelentes estudiantes y buenos hijos. Tuve la oportunidad poder comprar una casa mediante crédito Fovissste.

Haber trabajado en el ITG me ayudó a superarme personalmente y conocer la vida de la ingeniería porque me tocó ayudar a maestros en su labor de distintas profesiones a entre ellos Joaquín Pérez Mellado (QEPD), a quien apoyé en la siembra de camarón y otras especies marinas como la almeja, pata de mula, porque me tocaba alimentarlos y hacer la limpieza en los estanques o regular el oxígeno en horario no laboral, días de descanso y vacaciones.

En el 2001 Izaguirre inició una actividad altruista adicional a su trabajo; “fui socorrista de la Cruz Roja por espacio de varios años en los cuales me tocó atender muchos servicios muy lamentables y eso confirmó que todos podemos ayudar en alguna emergencia”.

En el año 2009, debido a los estragos que causó la tormenta tropical Jimena, le tocó poder ayudar en la entrega de víveres, así como apoyos para construcción y electrodomésticos a las familias más vulnerables del puerto y la región.

Dice que ahora que está retirado piensa dedicar este tiempo para estar con su familia, para tratar de recuperar el tiempo que, debido a los horarios de trabajo, no pudo estar con ellos.

También desea regresar como socorrista voluntario en Cruz Roja y además viajar. “Tengo ganas de poder visitar a familiares que viven en varios lugares de Estados Unidos: Los Ángeles, San Diego Tucson, Phoenix, Filadelfia. Otro de los grandes sueños es poder conocer Guanajuato y la Ciudad de México, donde también tengo familiares”.

He visto pasar a miles de estudiantes en estos más de 30 años, pero entre las personas de las que guardo mejor recuerdo están mis amigos y compañeros: Mario Aurelio Beato León (ya jubilado), Rodolfo Osuna Villa, Ángel Bermúdez Campoy; los ingenieros Refugio y Onésimo Ávila Camargo, el Maestro Jesús Ortega Campaña. Otros más, que se nos adelantaron en el camino, como los Ingenieros Sergio Orlando Reyna Espino, Pablo Flores Monsiváis, Antonio González Morales, Pablo De Garay Y Coca, entre muchos otros.

Haciendo un resumen de su vida y de su historia laboral, Rafael Izaguirre, expresa que “después de todo, me queda seguir con vida, cuidando mi salud y estar dispuesto a apoyar tanto a mi familia y excompañeros de trabajo, como a toda la gente que necesite mi apoyo”, expresó finalmente.