¡Si Monreal honra su palabra, iniciativa de la GN no pasará en el Senado!

Piden al morenista que haga valer su dicho de que no hay nada por encima de la Constitución, incluso si se tratara de un decreto presidencial

¡Si Monreal honra su palabra, iniciativa de la GN no pasará en el Senado!; piden al morenista que haga valer su dicho de que no hay nada por encima de la Constitución, incluso si se tratara de un decreto presidencial.

Ciudad de México.- El coordinador de Senadores del PAN, Julen Rementería del Puerto, consideró “peligroso” que la Guardia Nacional esté bajo control del Ejército Mexicano, pues en un país de alta impunidad, se le pretende endilgar a las fuerzas armadas, unas tareas de seguridad que pertenecen al ámbito civil.

Desde Veracruz, el senador panista hizo un llamado al presidente de la Jucopo, el morenista Ricardo Monreal, para que haga valer el Estado de Derecho y su dicho de que no hay nada por encima de la Constitución, incluso si se tratara de un decreto presidencial.

“Esta reforma es resultado del fracaso de la estrategia de seguridad del Presidente. Como integrante del Bloque de Contención en el Senado, no permitiremos una aprobación vía fast track en el Senado, como ocurrió en San Lázaro. La discusión de la reforma a leyes secundarias para pasar a la Guardia Nacional a la estructura de la Sedena debe ser con un debate apegado a ley y como lo marca el manual, primero en comisiones y después en el pleno”, indicó.

Para el senador Julen Rementería la utilización del Ejército Mexicano en este sexenio ha sido vituperada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien las ha utilizado para funciones ajenas a su naturaleza original de preservar la soberanía del país.

“Debemos cuidar a nuestras Fuerzas Armadas, al Ejército, a la propia Sedena, el presidente ha hecho de esas instituciones lo que ha querido, los ocupa como custodios de medicamentos, como albañiles para construir aeropuertos, como vigilantes, patrullando las aduanas, y ahora pretende transferirles completamente la responsabilidad de la seguridad pública vía esta reforma”, señaló.

Rementería apeló a que, en términos de procuración de justicia, la iniciativa es estéril para la gente, pues no se resuelve un solo problema concreto relacionado con la seguridad pública.

“Esta iniciativa del presidente es peligrosa porque representa el hecho de que las Fuerzas Armadas se encarguen de asuntos de seguridad pública en un país con un alto nivel de impunidad. Este martes se discutirá el paquete de reformas de la Guardia Nacional, por lo que invito a mis compañeros senadores de la mayoría a no convalidar las modificaciones con las que fueron enviadas”, sostuvo.

Rementería del Puerto confió en que haya diálogo para discutir cómo se debe procesar dicha reforma y llegar a un acuerdo, que sea el de respetar la naturaleza de la Guardia Nacional.

“Porque la modificación que “mañosamente” hizo el presidente es de romper la cadena de mando civil y así la Guardia Nacional se torna enteramente militar; vemos con preocupación que se trata de una reforma que aprovechándose de la popularidad del Presidente y de las Fuerzas Armadas pretende instaurar un nuevo mecanismo de concentración de poder autoritarista, con los riesgos que esto supone para la democracia y el federalismo”, finalizó.