¡Se va con nostalgia un icono de Empalme!

Y la famosa frase beisbolera ‘no le pegas ni a la bola de la Clayton’

¡Se va con nostalgia un icono de Empalme!, y la famosa frase beisbolera ‘no le pegas ni a la bola de la Clayton.

Adiós a la bola de la Clayton, un gran abrazo a toda esa gente que trabajó en Anderson Clayton, pilar de la economía de Empalme, junto con su hermano mayor los Talleres del Ferrocarril.

Tantas vivencias y anécdotas que contar.

Tomado del muro de Facebook de Pablo Ortiz

LA BOLA DE LA CLAYTON

Hay que recordar que Empalme no solo fue ferrocarrilero, la Anderson Clayton fue una empresa muy importante en el desarrollo.

Todavía hay quienes recuerdan cuando jugaban beisbol en su campo, que por cierto estaba muy bien, que cuando los ponchaban le gritaban al bateador en turno: “No le pegas ni a la bola de la Clayton”, frase que se hizo muy famosa y que se dejaba escuchar en cada partido de beisbol.

Así, por muchos años, la ‘Bola’, como el ‘Tinaco’ ahí estaba viendo pasar el tiempo, pero hoy, ya no está, hay quienes afirman que se cayó sola, y otros refieren que la tumbaron.

En el Facebook de Urbano Laguna, se comentó el 20 de mayo del 2016:

NO LE PEGAS NI A LA BOLA DE LA CLAYTON…

Empalme, Sonora.- La frase es 100% lugareña e involucra a dos elementos empalmenses: el beisbol y al viejo tinaco de la Anderson Clayton, para referirse a un jugador que es malo en el bat, ó para ser aplicada en términos generales a una persona que no acierta a nada ni teniendo un objetivo grande y aparentemente fácil… La motivación surgió al leer un “post” del profesor Oscar Larios Heredia…