Pareja, reciben diagnóstico de cáncer terminal

Su temor dejar huérfanos a sus hijos, niños de 2 años y 4 meses; recibieron la terrible noticia de la enfermedad con 3 meses de diferencia

Pareja, reciben diagnóstico de cáncer terminal; su temor dejar huérfanos a sus hijos, niños de 2 años y 4 meses de nacido; recibieron la terrible noticia de la enfermedad con 3 meses de diferencia.

Australia.- Una joven pareja de Australia han sido diagnosticados con cáncer terminal, ahora su temor es el dejar huérfanos a sus hijos, niños de 2 años y 4 meses; recibieron la terrible noticia de la enfermedad con 3 meses de diferencia.

Aunque los jóvenes se enfrentan a un caso distinto, el mayor temor de ambos es cuál será el destino de sus hijos.

Adam Graveley es diseñador gráfico británico, conoció en 2009 a través de una cita en línea a Caitlin. Comenzaron una relación y en 2014 formalizaron su compromiso y se casaron en Perth.

Adam de 38 y su pareja de 39 vivián felizmente con los dos hijos que procrearon juntos, quienes actualmente tienen dos años y cuatro meses de edad.

Pareja recibe terrible diagnóstico de cáncer terminal

Sin embargo, la mujer fue diagnosticada con un cáncer de intestino en etapa 4, tras dar a luz a su segundo hijo el pasado mes de octubre.

Por un lado, la pareja se encontraba feliz tras el nacimiento del pequeño Fearn, pero por otro estaba devastada por el terrible diagnóstico del cáncer terminal de Caitlin.

En un principio la joven pensó que los dolores eran productor del parto, sin embargo, tras practicarse una colonoscopia, confirmaron que en realidad se trataba de una enfermedad en etapa terminal, ya que el cáncer de intestino se había extendido al hígado.

Solo tres meses después, Adam fue diagnosticado con un cáncer terminal de páncreas. Una valoración totalmente casual, porque Adam fue al médico al creer que padecía de una úlcera en el estómago, provocada por el estrés de la enfermedad de su esposa.

Actualmente, a Caitlin le extirparon el tumor y se encuentra recibiendo quimioterapia para tratar de eliminar la metástasis en su hígado. Mientras que Adam inició un tratamiento experimental extremadamente agresivo.

Sin embargo, lo que más preocupa a la pareja es que sus dos hijos, Thea, de dos años, y Fearn, de cuatro meses, se queden huérfanos.

La pareja e hijos han recibido apoyo de toda la familia y la comunidad en general, quienes se han organizado para cocinarles y ayudarlos con el cuidado de los niños.