NUEVOS ESCENARIOS EN LA TRANSICIÓN

Empiezan a aterrizar decisiones económicas y políticas en México, en preparación del nuevo período gubernamental que habrá de iniciar en menos de 20 semanas. Algunas serán de ajuste a procesos ya establecidos, otras, constituirán cambios de más fondo, sugeridos por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Una de las primeras decisiones de AMLO, fue nombrar a Marcelo Ebrard Casaubón, como su Secretario de Relaciones Exteriores, decisión que implicará actividades conjuntas durante la transición, con el actual responsable formal de este tema, Luis Videgaray Caso; así, Ebrard compartirá con él importantes reuniones con representantes de otros gobiernos de la comunidad internacional. “Ebrard nos va a ayudar mucho para cuidar la relación con los países de América y con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá” -dijo López Obrador, “sobre todo en el proceso de renegociación del TLC”.

El Canciller Videgaray deseó éxito a Marcelo Ebrard en su inminente encargo: “Será un gusto trabajar con él -dijo- durante el proceso de transición y por el bien de México”.

Por otra parte, el Banco de México y la FED, aplicarán este año otro incremento en tasas de interés, para luchar contra la inflación que está afectando a ambos países, con latentes presiones en los precios: “El subir tasas de interés restará fuerza a las crecientes presiones inflacionarias” -señaló el gobernador de BANXICO. En esta materia, la FED tiene programada una subida general adicional de tasas de interés, en la segunda mitad del año y México seguramente hará lo propio. Además, la perspectiva de una negociación prolongada del TLCAN podría conllevar un nivel del tipo de cambio por encima de lo previsto para este año, lo que generaría presiones adicionales en los precios.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en voz de su secretaria general, la mexicana Alicia Bárcena, declaró que los programas económicos sugeridos por López Obrador son viables y podrían acelerar el crecimiento desde el nivel en que hoy se encuentra México. “El programa para apoyar a los jubilados es factible y justo -afirmó Bárcena- y el de los jóvenes tiene muy importantes implicaciones para el futuro.” En cuanto a la inversión pública, de la que ha habido poca en nuestro país en los últimos tiempos, el futuro secretario de Hacienda del gobierno de AMLO, Carlos Urzúa Macías, señaló que un aumento de 2.2 por ciento en ese rubro, de forma anual, sí sería factible.

En materia de energía, ratificando lo dicho a lo largo de su campaña, Andrés Manuel López Obrador comunicó su intención de invertir en dos refinerías adicionales en México, además de ampliar las existentes, muchas de las cuales actualmente trabajan a menos de la mitad de su capacidad, por lo que no alcanzan a satisfacer las necesidades del mercado nacional.

Finalmente, Alfonso Romo Garza quien será titular de la oficina de la presidencia, aseveró que la iniciativa privada deberá ser el “motor de la economía en el próximo sexenio, invirtiendo en energía, porque esas inversiones son detonadoras de mayor producción”.

 

Economista (*)

@acanovelez