Monreal a la deriva y las reformas para la transformación

Columna 'Política en Movimiento', de Angélica Beltrán

‘Política en Movimiento’

Escribe: Angélica Beltrán

Ante la falta de liderazgos en el PAN y PRI frente a la sucesión presidencial, parece que Morena se mantendrá en el 2024. Los perfiles que se mantienen en la cuerda -aunque floja- son el canciller Ebrard y la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Sin embargo, sobre ambos pesa el accidente fatal del colapso de un tramo de la línea 12 del metro. El primero por ser el constructor de la fallida obra; y la segunda, por no dar mantenimiento al vital trasporte público. 

Al momento ellos son los únicos dos personajes a la vista frente al 2024; los cuales, es justo decir, adolecen de la popularidad que requiere un candidato presidencial. No obstante, Ebrard y Sheinbaum ya trabajan en ese proyecto con la venia del presidente Obrador; eso sí, bajo la consigna de mucho trabajo y poco ruido.   

Monreal a la deriva.- Quien no siguió los sabios consejos de la vida política fue el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, quien pese a no lograr sacar adelante las reformas del presidente López Obrador, en el pasado periodo ordinario; sí se candidateó para la presidencia. 

Ahora el senador zacatecano toca puertas en busca de solución al caso del secretario técnico de la Jucopo, Manuel del Río Virgen, encarcelado el pasado 23 de diciembre. Pero hasta el momento no logra respuesta positiva.

Esta semana se reunió con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, para hablar de la próxima agenda legislativa. Los temas y la garantía de su aprobación en la Cámara Alta son quizá la única arma del presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado para negociar la liberación de su más cercano colaborador.

El secretario Adán López será el interlocutor; pues el senador Monreal ha perdido contacto directo con el presidente Andrés Manuel; como lo evidenció la foto de fin de año del mandatario tabasqueño con el coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier; sin la presencia del homólogo del Senado. Como en otro año, cuando aparecen ambos coordinadores parlamentarios, entonces Mario Delgado.   

Ciertamente el ánimo político ha cambiado. Y si bien hasta hace unos meses el inquilino de Palacio Nacional invitaba al senador Monreal a desayunar chilaquiles, ahora ni a la foto lo llamó. 

Reformas para lograr la 4ª Transformación. – Los grupos parlamentarios en ambas cámaras preparan sus agendas legislativas frente al inicio del periodo ordinario que iniciará en modalidad semipresencial.

Entre los temas destaca la regulación de cannabis para uso médico y científico; ley general de aguas; ampliación a Ley General de Ciberseguridad; reformas a la Ley de Migración y prohibición de matrimonios con menores. 

Además de tres reformas constitucionales, parte del proyecto de nación del gobierno federal. Para cuya aprobación se requiere mayoría calificada, pero que no tiene Morena y sus aliados. Se trata de las reformas Eléctrica, Electoral y a la Guardia Nacional.

La aprobación de estas reformas constitucionales es fundamental para consolidar la transformación que impulsa el presidente López Obrador, y que pasa por cambiar bases constitucionales, trastocadas en gobiernos de corte neoliberal con reformas de “hondo calado” como la energética, aprobada en el sexenio peñista.

 De ahí que el impecable trabajo político de los coordinadores parlamentarios Ignacio Mier en la Cámara de Diputados y Ricardo Monreal en el Senado, para convencer a la oposición de un nuevo modelo político, social y económico para México, es una verdadera prueba de fuego. Pues si antes PRI y PAN lograron reformas de “hondo calado” con pagos millonarios a legisladores; el gobierno de la austeridad no se sabe cómo podría lograrlo.