¡Mis hijas no le deben nada a nadie; no son criminales!

"Por favor, ayúdame a que regresen”, clama la madre de Bianka y Aderly, desaparecidas desde el 31 de marzo en Cajeme

"Mis hijas no le deben nada a nadie; no son criminales, por favor, ayúdame a que regresen”, clama la madre de Bianka y Aderly, desaparecidas desde el 31 de marzo en Cajeme.

Ciudad Obregón.- “Mis hijas no le deben nada a nadie; no son criminales; por favor, ayúdame a que regresen”, escribe la señora Charo Armendáriz, madre de la enfermera del IMSS Bianka Mendoza Armendáriz y de Aderly, desaparecidas en Ciudad Obregón, desde el pasado 31 de marzo.

En su muro de Facebook, la señora Charo Armendáriz, pide la ayuda ciudadana para tratar de localizar a sus dos hijas.

Comenta: “Ellas son mis hijas, unas personas normales como cualquier otra, no le deben a nadie, NO SON CRIMINALES, esto que nos está pasando le pudiera pasar a cualquiera, por favor ayúdame a que regresen.😭encontraremosabiankayaderly”.

Bárbara Fornés, comenta: “Ellas son Bianka y Aderly  Mendoza Armendariz de Quetchehueca, Cajeme. Desaparecieron  el 31 de marzo en ciudad Obregón, Son.

Sus últimos estados  de WhatsApp eran en el restaurant deshuesadero de la CTM, desconectándose de las redes a las 3 pm aproximadamente, si las has visto por favor informa al 911 de manera anónima, hay una madre desesperada, una hija de Bianka, familia y amigos que las estamos esperando 🙏🏻 Dios quiera y estén bien 👑👑 PD: comparte podrían ser tus hijas👇🏻🙌🏻

En tanto Claudia Islas, escribe también:

Son 2 chicas como cualquier otra chica, como yo, como mis amigas, como mis conocidas, como mis primas, como tú, chicas normales, Tengo el gusto de conocerlas, de tratarlas. Son 2 chicas que al igual que yo salen, que al igual que yo se divierten, disfrutan su dia a dia, conviven con su familia, con sus amigos, con su hij@s, cuantas no hemos ido a comer?  Cuantas chicas de mi facebook no lo hacen?

2 chicas que no le hacen mal a nadie, no se meten con nadie. No es justo que un dia alguien decida privarte de tu libertad; apartarte de los tuyos, derrumbar el mundo de todos a tu alrededor. No es justo que una madre tenga que pasar por esta incertidumbre, por este dolor. No saber donde estan tus hijas, si es que alguien las tiene y donde las tiene. No es justo tener que pasar por eso. No es justo tener que hacer marchas de protestas para obtener alguna respuesta, no es justo tener que pedir que te las entreguen sanas y salvas. No es justo nada de esto”.