Mató a su bebé de 8 años, ahora llora porque recibe amenazas de muerte en la cárcel

Acabó con la vida de su hijito a golpes por no recordar dónde había dejado una laptop que llevaría consigo en el regreso a clases presenciales

Mató a su bebé de 8 años, ahora llora porque recibe amenazas de muerte en la cárcel; acabó con la vida de su hijito a golpes por no recordar dónde había dejado una laptop que llevaría consigo en el regreso a clases presenciales.

Puerto Rico.- El padre de Jeiden Elier Santiago Figueroa, el niño de 8 años asesinado a principios de agosto, denunció a través de su abogado que ha recibido amenazas de muerte en la cárcel en la que se encuentra detenido e imputado por el crimen.

Durante una vista esta mañana por el caso, que fue postergada a pedido de la defensa, el abogado Luis Pérez Bonilla, de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL), le dijo al juez del Tribunal de Caguas, Edwin Flores, que su cliente teme por su vida.

“Dijo llorando que quería terminar el proceso y no quiere que pase lo mismo como el caso de Andrea Ruiz Costas”, afirmó el letrado en referencia al alegado suicidio de Miguel Ocasio Santiago, quien apareció muerto en prisión el 1 de agosto pasado tras haber confesado el crimen de Ruiz Costas con la que mantenía una relación sentimental.

Jeiden Elier presuntamente fue asesinado por su padre en hechos ocurridos el pasado 9 de agosto en Aguas Buenas y habría confesado el crimen según la Policía.

Según fuentes policiales, el padre habría golpeado brutalmente al niño luego de que Jeiden no lograra recordar en dónde había guardado una laptop que había recibido a través del Departamento de Educación y que debía llevar a clases al regresar a la escuela.

Durante la vista de esta mañana, el abogado del imputado solicitó tiempo adicional al juez Flores para que el Ministerio Público le suministre las notas que tomaron los agentes de la Policía durante el interrogatorio sobre la confesión del crimen.

El letrado indicó que ya se le proveyó la supuesta confesión de su cliente, pero que precisa las notas de los agentes.

El juez de Caguas hizo lugar al pedido y pospuso para el 15 y 17 de septiembre la vista preliminar contra Santiago Cortés.

El lunes 9 de agosto, Jeiden Elier fue llevado sin signos vitales al Hospital Menonita de Caguas por su padre y dijo que el niño había sufrido una caída en su hogar en Vistas de Jagueyes, en Aguas Buenas.

Sin embargo, al ser examinado por los médicos, encontraron que presentaba golpes y quemaduras, por lo que se activaron los protocolos de muerte sospechosa y el hombre fue finalmente detenido.

Al padre del niño, de 27 años, se le señaló una fianza de $600 mil y quedó detenido en prisión al no poder prestarla.

Un informe del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) concluyó que el cuerpo del menor mostraba hematomas y quemaduras y que murió por trauma severo, por lo que su fallecimiento se catalogó como homicidio.

Santiago Cortés recibió la custodia provisional del niño unos dos meses antes del crimen, cuando un tribunal se la otorgó, luego de que Jeiden asegurara que un tío materno lo agredió sexualmente. Aunque la madre no había sido denunciada, perdió la custodia del pequeño.

Poco después, personal del Departamento de la Familia concluyó que el niño podía regresar con la madre, pero ante la supuesta falta de informes escritos, las vistas judiciales fueron suspendidas en al menos dos ocasiones. La vista para dilucidar de una vez por todas quién retendría la custodia del menor estaba pautada para el mismo día lunes en que Jeiden perdió la vida.

El Departamento de la Familia está realizando una investigación administrativa interna para determinar por qué no fueron capaces de detectar el patrón de abuso que sufría el niño por parte de su padre y que fue confirmado por su madrastra, quien dio un detallado relato del maltrato que padecía el menor luego de que su pareja fuera detenida.

Con informción de Melissa Correa Velázquez/El Vocero