“Los tiempos de Dios son perfectos”: Rodolfo Lizárraga Arellano

El ahora ex candidato a la alcaldía de Guaymas por el PT, dice que aún ‘con toda la mafia del poder en contra’ hicieron una campaña de altura, de respeto, con civilidad política.

“Los tiempos de Dios son perfectos”: Rodolfo Lizárraga Arellano; el ahora ex candidato a la alcaldía de Guaymas por el PT, dice que aún ‘con toda la mafia del poder en contra’ hicieron una campaña de altura, de respeto, con civilidad política.

Guaymas, Sonora.- “Los tiempos de Dios son perfectos”, expresa esta mañana en un mensaje en su muro oficial de Facebook, el ahora ex candidato a la alcaldía por el PT, Rodolfo Lizárraga Arellano.

Señala, que aún ‘con toda la mafia del poder en contra’ hicieron una campaña de altura, de respeto, con civilidad política.

Este es su mensaje íntegro, dirigido a los guaymenses:

“Los tiempos de Dios son perfectos por eso, estoy Agradecido primero con Dios que en todo momento estuvo conmigo, familia y con mi equipo, si no hubiese sido así, entonces no lo estuviéramos escribiendo en este momento.

Gracias a los 13,295 ciudadanos que creyeron en este proyecto y que aun y con toda la mafia del poder en contra como lo dice mi presidente Andres Manuel Lopez Obrador hicimos una campaña de altura, de respeto, con civilidad política, a mi familia que siempre estuvo en cada momento conmigo, a todos los diferentes sectores que se sumaron a este proyecto quiero decirles que GANAMOS.

Por que también perdiendo se Gana, ganamos la confianza y el respeto de miles de ciudadanos que aun creen en este proyecto. a todos ustedes mil gracias no tengo con que agradecerles tantas muestras de cariño y afecto para mi persona, el proyecto sigue, se consolida y cada año que pase somos más fuertes, ¡ derrotado aquel que deja de luchar !

Estaremos muy pendientes de este nuevo Gobierno, para que lleve el bienestar a Guaymas y a su gente, Guaymas necesita que lo amen para que así pueda salir adelante en esta obscuridad en que la han metido.

GRACIAS por por tanto apoyo, HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”.