Llama Salud Sonora a prevenir deshidrataciones y golpes de calor

En la semana 28 de la temporada de calor, se notificaron 21 casos asociados a temperaturas naturales extremas y no se reportaron defunciones a nivel nacional

Hermosillo, Sonora.- Las altas temperaturas que se presentan durante la temporada de calor en la entidad pueden producir importantes daños a la salud de las personas, como deshidrataciones y golpes de calor, por lo que se reitera el llamado al autocuidado, informó Enrique Clausen Iberri.

El Secretario de Salud Sonora explicó que dichos daños se pueden manifestar con los siguientes síntomas: dolor de cabeza, mareo, sudoración excesiva al principio y consecuentemente falta de sudor, enrojecimiento y piel seca y temperatura corporal elevada con valores desde 39°C a 41°C.

“Sabemos de las afectaciones que produce el exceso de calor y exposición al sol, debemos mantenernos hidratados y resguardarnos en las horas de más calor y sobre todo proteger a los menores de edad y adultos mayores de las altas temperaturas”, resaltó.

Asimismo, dijo, con el exceso de calor puede presentarse un comportamiento alterado o inadecuado como consecuencia de deterioro neurológico, aceleración del ritmo cardíaco, con latido del corazón débil, crisis convulsivas, piel que se calienta y reseca sin sudoración, confusión o pérdida del conocimiento, vómitos frecuentes, falta de aire, problemas para respirar y afectaciones que pueden poner en riesgo la vida.

Clausen Iberri detalló que durante la semana 28 de la temporada de calor de 2021, en Sonora presentaron 25 casos de enfermedades asociadas a la temporada de calor, 11 por golpe de calor, 13 deshidrataciones y 1 quemadura solar.

De tal manera, agregó, la Dirección de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades emitió medidas de prevención a la población en general como: evitar la exposición solar en las horas de mayor radiación (11:00 – 17:00) y en caso de hacerlo, usar siempre bloqueador solar (mínimo Factor de Protección Solar 15), tomar líquidos frecuentemente, sin esperar a tener sed, tratando de consumir como mínimo dos litros de agua diariamente.

Así también, vestir ropa ligera, holgada y de colores claros preferentemente que cubra a la piel de exposición frecuente al sol, utilizar sombrero o sombrilla para protegerse, cubrir las ventanas que reciben la luz colocando persianas, cortinas o periódicos, lo que ayuda a disminuir hasta en 80% el calor en el interior de la casa y permanecer en espacios ventilados y acondicionados.

Otras recomendaciones útiles son: ventilar los vehículos antes de utilizarlos, cubriéndolos con parasoles y evita permanecer dentro de estos por periodos prolongados, en especial niños y adultos mayores, evitar realizar actividades físicas intensas bajo el sol, en caso de los trabajadores se deben tomar periodos de descanso para rehidratarse y evitar consumir bebidas alcohólicas o muy azucaradas, ya que afectan la correcta hidratación del cuerpo.

El titular de la dependencia estatal reiteró el llamado a estar atento al estado de salud general y en caso de presentar síntomas asociados a la exposición al calor, acudir inmediatamente a recibir valoración médica al centro de salud más cercano.