Laboratorio Guaymas

Como ya es costumbre en la política mexicana, al término de los debates los equipos de prensa, logística y simpatizantes declaran ganador a su candidato.

Guaymas no fue la excepción.

Antes de mi análisis, felicitar a la estación radiofónica AMOR 101 FM de Mario Astiazarán por la iniciativa que le dio en la ídem a la “madre de todas”. Buen formato.

Impecable en la conducción mi dilecto Tony Márquez. Respetuoso de los temas, tiempos y aclaración de contra réplicas. Dominó todo el evento.

De izquierda a derecha…

Ernesto Uribe lució sobrio, con propuestas viables la mayoría. Bien asesorado en lo legal por Vicente Castanedo Montoya, tiene demandados ante el IEE a Sara Valle y Luis A. Bárcenas por actos anticipados de campaña. Excelente planilla de regidores, dispuestos, dice, a servir, y no servirse.

Sergio Carlos García estudió los temas… y actitudes. Le surtió a tirios y troyanos. Sara y Lorenzo, con uno que otro raspón al minino, fueron sus blancos. Es disciplinado en la administración, se mostró diferente a los que ya estuvieron, y fracasaron, preciso. Luce ganador a un mes del proceso.

Luis A. Bárcenas no aceptó juicios en su contra, por errores de terceros. Le entiende a los números y tiene algunas fórmulas para enderezar las finanzas, dijo. Se dice amigo de la gobernadora Claudia Pavlovich y en su presidencia a Guaymas le irá muy bien, aunque algunos sondeos lo ubican en tercera posición.

Sara Valle apechugó dardos y precisó que el suyo será un gobierno de la mano de los ciudadanos, y las delegaciones de policía en todo el municipio, disminuirán la delincuencia. Ponderó su manera honesta de vivir, con su salario de maestra federal y, estar limpia de todo acto de corrupción que pretenden endilgarle.

Porfirio Villa se dijo escoltado por sinónimos de corrupción, aunque fue regidor en las administraciones de Sara y Lorenzo, consideró no manchó su níveo plumaje. Ofreció un gobierno de inclusión con sesiones de cabildo en los barrios. Acusó nómina de aviadores a Lorenzo, y este acuso de tener él mismo, gente sin trabajar.

Lorenzo de Cima dijo enderezar las finanzas sin contraer deuda, y lo mejor está por venir. Presumió cero observaciones del ISAF a sus cuentas públicas, y haber ordenado un juez federal dejen de retenerle recursos que se iban al pago de deuda ilegal heredada por Otto Claussen, y que ganará pleito a PASA. Denuncia sin demanda ante la autoridad, es chisme, mencionó.

Yo no vi triunfadores absolutos, tampoco derrotados sin posibilidades. Guaymas fue, es y será siempre un laboratorio electoral, y todo puede suceder. Hasta los cuates Hurraca pueden ganar un proceso electoral, aunque debo reconocer que quienes creían a Lorenzo de Cima un cadáver político, lamento decirles que goza de cabal salud.

La moneda está en el aire, uno solo será alcalde. Los demás, si quieren, regidores.

Ya se sabrá…