En la Guillermo Prieto se quedan vestidos y alborotados con pavimentación

Desde principios de 2016 debió de haber quedado terminada

Se quedaron ‘vestidos y alborotados’ con la pavimentación de esa transitada rúa.

Empalme, Sonora.- Más que molestos se encuentran los vecinos de la calle Guillermo Prieto, en la colonia Juárez, que simple y sencillamente se quedaron ‘vestidos y alborotados’ con la pavimentación de esa otra transitada rúa, que desde principios de 2016 debió de haber quedado terminada, pero que a la fecha luce completamente destrozada.

Primero se asignaron 12 millones de pesos para la pavimentación de esa calle, desde el cerro “Batamotal” hasta el bulevar Las Américas; para la calle 18, desde el bulevar Independencia hasta bulevar 16 de Septiembre, en la colonia Libertad, y varias calles del sector Kilómetro Dos poniente.

Esos 12 millones de pesos fueron asignados casi al terminar la administración del doctor Héctor Moisés Laguna Torres (2012 – 2015), mismo que asegura que la mayor parte de esos recursos quedaron en cuentas de banco listos para su aplicación, dado que una parte ya se habían invertido.

Sin embargo, no ocurrió así, y al dar inicio la administración de Carlos Enrique Gómez Cota ya nada se supo de esos dineros, que incluso acusó a su antecesor de haberlos desviado, por lo que amenazó con enderezar una demanda penal en su contra por el presunto desvío.

Ante los problemas financieros y el endeudamiento, el Cabildo autorizó el refinanciamiento de la deuda, que luego aprobó el Congreso del Estado, y adquirió un crédito por 18 millones de pesos para la terminación de las obras que quedaron inconclusas, para el caso las arriba mencionadas.

Pero la que mayor problema ha generado es la Guillermo Prieto, que queda bajo las aguas cuando se presentan lluvias, sobre todo las que son extraordinarias, haciéndola intransitable, y peor aún, deja incomunicados a muchos de los vecinos.

Además, las fugas de aguas negras son constantes y ya han generado enfermedades entre los vecinos, tanto gastrointestinales como en la piel y conjuntivitis.

Muy molesto, Efraín Velázquez García, vecino del sector, y quien fuera por un tiempo presidente del Comité de Vecinos, se queja amargamente del gobierno municipal que preside Carlos Enrique Gómez Cota, por no terminar la obra, a pesar del tener el dinero en dos ocasiones para hacerlo.

Explicó que la obra de inicio estaba proyectada que se pavimentara con concreto hidráulico, desde calle José Murillo, en las faldas del cerro “Batamotal”, hasta el bulevar Las Américas, en una superficie de 11 mil 642 metros cuadrados, que incluía guarniciones tipo “L”, banquetas, alumbrado público y sustitución de líneas de agua potable y alcantarillado.

 

La superficie

Precisó que de acuerdo a la ficha técnica de la obra, el trazo y nivelación de área a pavimentar era de 11 mil 641.83 metros cuadrados, mientras que la formación de base hidráulica se contemplaba en una superficie de 10 mil 817.63 metros cuadrados.

El suministro y colocación de losas de concreto de 15 centímetros de espesor con concreto MR -42, que incluían pasajuntas longitudinales y transversales, vibrado, curacreto, corte con disco y sellado, era en una superficie de 10 mil 817.63 metros cuadrados.

Además, suministro y aplicación de pintura blanca para tráfico en guarniciones en una longitud de 2 mil 60.90 metros lineales, e igual, la misma longitud de suministro y construcción de guarnición tipo “L”.

Efraín Velázquez manifestó que el monto contratado en un principio para la ejecución de esta obra fue de 7 millones 158 mil 874 pesos, a través del programa del Fondo Municipal directo para el ejercicio fiscal 2015, misma que sería ejecutada por Onornet Empresas S.A. de C.V., y de residente de la obra estaba el ingeniero Gibran Iván Cervantes, que al final la dejó “tirada”.

Señaló que la fecha de terminación de la pavimentación en la Guillermo Prieto era para el 30 de enero de 2016; “ya pasaron dos años de esa fecha, y estamos peor que como estaba al principio”.

María Gaxiola, de las vecinas que más han manifestado públicamente su inconformidad, comentó que el año pasado, en agosto, a días del segundo informe del presidente municipal, se dio inicio a la pavimentación de una pequeña porción de la calle, hacia el lado norte, pero solo quedó en una intentona, porque a la fecha sigue igual.

“Lo hicieron para que creyéramos que ya iban a empezar bien con los trabajos y no nos fuéramos a manifestar en su informe, porque después dejaron todo tirado nuevamente”.

Expresó que al presidente municipal le hace falta voluntad para terminar la obra, porque recursos tiene, y si no es así, ¿Por qué si están terminando otras calles que también habían dejado inconclusas?.

“Como somos una piedra en su zapato mejor nos ignora, aún cuando seamos muchos los que estamos padeciendo de esta situación; es un inepto con las manos muy largas, eso es lo que es”, concluyó.

Más que molestos se encuentran los vecinos de la calle Guillermo Prieto.