Jovencita es asesinada a puñaladas por su exnovio, un policía

En los últimos 7 meses lo había denunciado por acoso y amenazas; el sábado fue la última vez que lo reportó, le dijeron ‘volviera el lunes, porque era fin de semana’, pero el lunes amaneció muerta

Jovencita es asesinada a puñaladas por su exnovio, un policía; en los últimos 7 meses lo había denunciado por acoso y amenazas; el sábado fue la última vez que lo reportó, le dijeron ‘volviera el lunes, porque era fin de semana’, pero el lunes amaneció muerta.

Buenos Aires.- Gran conmoción en el país por el cruel y brutal asesinato a puñaladas de la joven Úrsula Bahillo, de 19 años de edad, quien fue victimada de 17 puñaladas por su exnovio, Matías Ezequiel Martínez, quien durante los últimos 7 meses la había estado acosando, amenazando de muerte.

Ella, la infrotunada jovencita, Úrsula Bohillo, durante todo ese tiempo sintió mucho miedo que el sujeto pudiera cumplir su objetivo, que pudiera matarla, por lo que en 7 ocasiones lo denunció, pero nunca hicieron nada por llamarlo a cuentas.

Lo más que logró fue que surgiera una orden de restricción, que no se le acercara, una orden que nunca respetó, pues ‘seguíe en las mismas’.

Dos días antes que la victimara, el sábado 6 de febrero, había ido a denunciarlo de nuevo ante la Comisaría de la Mujer, pero le dijeron que no podían hacer nada, porque era fin de semana, que volviera el lunes.

Desgraciadamente ese día -8 de febrero- la chica fue asesinada de 17 puñaladas, el sujeto había cumplido sus amenazas de eliminarla.

Ella había confesado a sus amigos, e inclusive a otro exnovio, de lo que venía sufriendo, por la actitud amenazante de Matías, pero siempre pedía que no le dijeran nada a su familia, que no quería que se enteraran, ‘porque lo iban a matar’.

Se sabe que el hoy homicida había sido enviado por la corporación policiaca en donde venía trabajando a un tratamiento psiquiátrico, pero continuaba trabajando, nunca lo separaron de las filas de la institución.

La joven Úrsula Bahillo, hoy fallecida, había escrito en su muro de Facebook, horas antes de que ocurrieran los hechos: “Si un día no vuelvo, hagan mierda todo”.

El criminal está ahora tras las rejas, se ha negado a emitir su declaración, pero se sabe podría alcanzar la cadena perpetua por este feminicidio.