Hombre fue devorado por sus perros en finca de Texas

Había 18 canes agresivos en la propiedad rural y allí hallaron huesos humanos que el forense analizó

El Diario

Freddie Mack, un hombre del condado Johnson, en Texas, que había sido reportado como desaparecido hace dos meses, fue comido por sus propios perros, determinaron los investigadores.

El espantoso descubrimiento se hizo público ayer luego de una investigación realizada por oficiales, alguaciles y forenses en los condados Johnson y Tarrant.

Mack, de 57 años de edad, fue reportado como desaparecido después de que los oficiales realizaron un chequeo de asistencia social en su casa el 9 de mayo. Un familiar dijo que no había sido visto durante varias semanas.

Los parientes declararon que Mack había estado en contacto constante con la familia y pedía transporte a la tienda al menos dos veces al mes. Al no saber de él, fueron a la propiedad para ver cómo estaba, pero no pudieron superar a los 18 perros “agresivos” que vivían allí.

Los oficiales intentaron registrar la propiedad, pero tampoco tuvieron éxito debido al comportamiento agresivo de los animales. Finalmente lograron distraerlos y entrar, pero no pudieron encontrar a Mack.

El 11 de mayo los detectives colocaron a Mack en la lista de personas desaparecidas. Unos días después regresaron a la propiedad para buscar una vez más, y esta vez pudieron recuperar un pequeño trozo de hueso. Esto llamó la atención de los investigadores.

Más tarde encontraron más fragmentos de hueso en la propiedad y los detectives hicieron pruebas en el consultorio del médico forense.

Finalmente la oficina forense del condado Tarrant notificó a los detectives el 9 de julio que los fragmentos óseos encontrados en la propiedad de Mack eran humanos y una coincidencia de ADN familiar identificó positivamente los restos como pertenecientes a Mack.

Según la oficina del alguacil, 13 de los 16 perros que fueron incautados en la propiedad rural fueron sacrificados debido a su comportamiento salvaje y la evidencia que llevó a los detectives a descubrir que se habían comido a su dueño. Originalmente se encontraron 18 canes en la propiedad, pero dos fueron asesinados por la misma manada.

“Durante el curso de nuestra investigación, se descubrió que Freddie sufría afecciones médicas graves, por lo que nunca sabremos si los perros lo mataron o lo consumieron después de que murió por una afección. De cualquier manera, es un evento muy espantoso y extendemos nuestra compasión a la familia”, dijo el Sheriff Adam King, del condado Johnson, citado por NBC News.