Grupo ‘La Línea’, autores de la masacre, dice la SEDENA

Señalan que ‘Los Salazar’ buscan introducirse al estado de Chihuahua y el otro grupo delincuencial se encuentra impidiendo este acceso

Grupo ‘La Línea’, autores de la masacre, dice la SEDENA; señalan que ‘Los Salazar’ buscan introducirse al estado de Chihuahua y el otro grupo delincuencial se encuentra impidiendo este acceso.

Ciudad de México.- En el avance de las investigaciones sobre la muerte de varios integrantes de las familias LeBarón y Langford, el jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, Homero Mendoza, apuntó que los posibles responsables de la muerte de estas 9 personas serían integrantes del cártel de La Línea, que serían originarios del estado de Chihuahua.

Lo anterior, luego de que ese mismo día de los hechos el grupo del Cártel de Juárez (La Línea) sostuvo una serie de enfrentamientos contra el Cártel de Sinaloa, a través del grupo de Los Salazar, lo que tensó los accesos aledaños a Agua Prieta, en Sonora, y otros puntos cercanos que dejaron como resultado una persona sin vida, un lesionado, así como varios daños materiales.

“La organización delictiva de La Línea, ante esta amenaza de Los Salazar de entrar a Chihuahua, decide mandar una célula entre Janos y Bavispe para limitar, como resultado de la confrontación en los límites estatales, y detener cualquier incursión o penetración de un grupo de Los Salazar hacia Chihuahua, es a lo que se le está atribuyendo la materialización de estas agresiones”, explicó el General.

Por lo menos 200 impactos de arma de fuego fueron los que se detonaron en contra de la familia mormona, según el número de casquillos percutidos que han logrado asegurar de la escena del crimen, los cuales corresponden a calibre .223 que tienen su origen de comercialización en los Estados Unidos.

En la conferencia de prensa que brindó el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el general Homero Mendoza explicó que después de los enfrentamientos armados entre Sonora y Chihuahua, existe la hipótesis de que las camionetas fueron confundidas por el modelo y la forma en que circularon.

Explicaron que la zona limítrofe de Sonora y Chihuahua mantiene una lucha territorial por las dos bandas criminales, toda vez que el grupo de Los Salazar busca introducirse al estado de Chihuahua y el grupo de La Línea se encuentra impidiendo este acceso, toda vez que es la principal ruta para el trasiego de la droga.

Homero Mendoza, luego del recorrido realizado ayer en la escena de los hechos, compartió que en un comienzo se iban a trasladar las víctimas en cuatro camionetas, pero que por un desperfecto de una de las unidades la regresaron a La Mora y se subieron a las tres camionetas, donde una viajó sola y dos más viajaron en caravana.

Según la línea de tiempo que presentó el Gobierno Federal, a las 9:40 horas surgió la primera agresión donde una mujer y sus cuatro niños murieron y se incendió el vehículo; posteriormente, alrededor de las 11:00 horas, hubo la segunda agresión donde murieron dos mujeres más y dos niños que las acompañaban.

Al percatarse de que los tripulantes de las unidades no eran sujetos armados, la hipótesis que mantienen las autoridades es que dejaron en libertad a ocho menores de edad, quienes estuvieron abandonados en ese punto por más de seis horas, hasta que fueron encontrados por familiares y autoridades.

A las 8:45 de la noche fue que llevaron a los menores a una clínica en Bavispe y casi a las 11:40 horas de la noche se inició el traslado aéreo hacia Agua Prieta, donde llevaron a 5 menores acompañados por 2 familiares y un médico, quienes finalmente fueron trasladados a Phoenix, en Arizona.

Por otra parte, aunque el fiscal general del estado de Chihuahua César Augusto Peniche culpó al grupo de “El Jaguar”, el secretario de Seguridad Alfonso Durazo dijo que no está descartada ninguna investigación o versión sobre el caso, que se está integrando en todos los ámbitos para resolver dicho asunto.

Comentó que aunque han iniciado a relacionar el hecho con el grupo de La Línea, no se puede desaprovechar ninguna investigación o dato que pueda abonar a esclarecer los hechos, por lo cual seguirán avanzando hasta que se conozcan a los autores y el motivo real de los hechos que ocurrieron el pasado 4 de noviembre.