En terapia intensiva, con Covid-19 da a luz; muere ella y su bebé también

Con 37 semanas de embarazo contrajo el virus, su estado de salud se agravó, la intubaron, su niño nació por cesárea, pero lamentablemente ambos fallecieron la tarde de ayer

Hermosillo, Sonora.- La joven señora Marisol Gutiérrez Cota, que contrajo el Covid-19 estando embarazada, y cuyo estado de salud se agravó en el proceso de hospitalización, ha dejado de existir la tarde de ayer, tras haber dado a luz a un bebé mediante cesárea, quien, lamentablemente también dejó de existir.

Tenía 37 semanas de embarazo cuando tuvo que ser hospitalizada con complicado cuadro de coronavirus.

Fue intubada y estando en el área de cuidados intensivos contrajo una bacteria que le bajaron las plaquetas, complicándose todavía más su estado de salud, por lo que los médicos optaron por practicarle la cesárea, en un esfuerzo por rescatar al bebé, a quien llamarían Alí.

Lamentablemente ayer dejó de existir, y a las horas, su señora madre, la joven Marisol Gutiérrez Cota tristemente también pasaba a mejor vida.

¡Descansen en paz; muy triste, condolencias a sus familiares!

Su hermana Salomé Gutiérrez, dejaba anoche este mensaje en su muro de Facebook:

“La sonrisa mas hermosa de todas ahora la encontraré en las estrellas.

Hermosa, bella, me alegro porque exististe en este plano, y por todo lo que con mi alma y la tuya han compartido.

Fuiste la mejor tía de todo el Universo para Mabel como para León.

Hasta pronto Marisol bellísima, Mar preciosa.

Siempre vivirás en mi corazón”.

Su prima hermana Karen Cota, escribió anoche, el siguiente mensaje:

“Vida Eterna Marisol y Alí

Sí, tu gran sonrisa siempre!!

Tu esencia Amor… siempre amorosa, tranquila pero a la vez alegre, servicial, prudente, pacificadora, educada, nunca te escuche enjuiciar a nadie, siempre empática… Seguro estás danzando en mejor lugar

A todas las personas que oraron, apoyaron, que donaron ó intentaron donar y no fue posible, a las que se dieron el tiempo de compartir para conseguir donadores… INFINITAS GRACIAS, Dios los bendiga grandemente ”.