En libertad la joven que en legítima defensa atacó a chofer de UBER

El conductor de la unidad en el que iba, no quiso bajarla, puso los seguros de las puertas y después la agredió, por lo que ella lo que hizo fue defenderse

Puebla, Puebla.- Después de diversas manifestaciones en Puebla y Veracruz, Beberly N, la joven de 24 años de edad, originaria de Tierra Blanca, Veracruz, acusada y detenida por supuestamente agredir a un conductor de Uber en Puebla, fue liberada la madrugada de este sábado luego de que en audiencia, la juez de control dictara auto de no vinculación a proceso al considerar que la estudiante actuó en legítima defensa.

Tras varias horas de espera, ya que el acto jurídico para definir la situación jurídica de la acusada estaba programada a las 16 horas y comenzó cerca de las 18 horas del viernes, la juez que conoció del caso escuchó los argumentos tanto de la defensa de la joven como del agente del Ministerio Público.

Fue así como la jurista encontró suficientes elementos de prueba para considerar que Beberly estuvo en una situación de vulnerabilidad y al sentirse en riesgo, actuó en legítima defensa en contra del conductor de Uber al que subió para dirigirse a Cuautlancingo.

Ante esta situación y debido a algunas deficiencias encontradas en el agente del Ministerio Público, durante los primeros minutos de este sábado la juez de control dictó auto de no vinculación a proceso para Beberly, quien acompañada de su familia pudo retirarse del Centro de Justicia de San Andrés Cholula, donde se desarrolló la audiencia de vinculación a proceso.

Beberly llegó a Puebla hace seis meses para realizar sus prácticas profesionales en Ingeniería Mecatrónica, sin embargo, este 30 de enero culminaría su estancia en Puebla y regresaría a Veracruz para acabar sus trámites de titulación en Instituto Tecnológico de Tierra Blanca.

No obstante, el día 21 de enero fue detenida acusada de lesiones, a pesar de que ella argumentó que el chofer del Uber en el que iba, no quiso bajarla, subió los seguros de las puertas y después la agredió, por lo que ella intentó defenderse.

Fue así como tras quedar a disposición de una juez de control, se decretó de legal su arresto y fue enviada al Cereso de San Pedro Cholula bajo la medida cautelar de prisión preventiva necesaria.

Ante esto su familia decidió movilizarse y con el apoyo de activistas y colectivos, tanto en Veracruz como afuera de Casa de Justicia de San Andrés Cholula, Puebla, se manifestaron para exigir justicia ya que subrayaron, actuó en legítima defensa.