El divorciado y ella viuda; los casa la Iglesia católica en Guaymas

La Diócesis de Ciudad Obregón otorga consentimiento para que pudieran recibir el sacramento del matrimonio

Por: Asención Sánchez V.

Guaymas, Sonora.- (Puntualidad Informativa) Después de 26 años de vida común, Astrid Liliana Manjarrez González y Rolando Corona Salazar recibieron la anuencia de la Diócesis de Ciudad Obregón para contraer nupcias bajo el catolicismo, aun cuando él era divorciado y ella, legalmente, viuda, y lo hicieron el sábado 20 de enero de 2018 en la iglesia San Judas Tadeo de Loma Linda.

Se conocían desde la infancia en la avenida 8 y calles 15-16-17 del sector centro donde ambos residían, pero cada quien hizo su vida por separado.

Él casado por siete años, ella casada y separada pero sin divorciarse de quien fue su esposo, el comandante Ariel López Salguero, de quien finalmente enviudó.

Fue en ese contexto que, al no haber procreado hijos en su matrimonio primero, Rolando Corona Salazar recibió la anuencia de la iglesia católica para formalizar ante Dios su unión con Astrid Liliana Manjarrez González, quienes son padres naturales de dos hijos y viven felizmente su unión en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Rolando y Astrid Liliana habían ido a la Iglesia de San Judas Tadeo, de Loma Linda, para correr los trámites para la celebración de la misa de XV años de su hija.

El padre les preguntó que si estaban casados, y ahí fue donde comenzó su nueva historia, que los llevaría hasta recibir el sacramento del matrimonio, y contestaron que no, porque ella había estado casada por la iglesia, pero que era viuda, y él, estaba divorciado.