Dos pilotos se quedan dormidos en pleno vuelo  

De Nueva York a Roma, mientras viajaban a 38 mi pies; se llegó a pensar se trataba de algún incidente terrorista

Dos pilotos se quedan dormidos en pleno vuelo; de Nueva York a Roma, mientras viajaban a 38 mi pies; se llegó a pensar se trataba de algún incidente terrorista.

Nueva York.- Dos pilotos se quedan dormidos durante un vuelo de Nueva York a Roma mientras el avión viajaba a 38,000 pies; controladores de tráfico aéreo pensaron que se trataba de un incidente terrorista, sin embargo, descubrieron que ambos pilotos se quedaron dormidos en la cabina mientras su Airbus 330 volaba a 38,000 pies sobre Francia.

Según los informes, dos pilotos se quedaron dormidos en un vuelo de la ciudad de Nueva York a Roma el mes pasado mientras su avión todavía estaba en el aire con 250 pasajeros a bordo, según hallaron los investigadores.

La investigación dijo que ambos pilotos de un vuelo de ITA Airways que partió del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy el 30 de abril supuestamente dormían en la cabina mientras su Airbus 330 volaba 38,000 pies sobre Francia.

Mientras un piloto dormía durante su descanso designado para dormir, el capitán del avión también se durmió, apuntó ABC7.

Los controladores de tráfico aéreo dijeron a los investigadores que perdieron contacto con el avión durante unos 10 minutos.

En medio de los temores de un incidente terrorista, prepararon aviones de combate para interceptar el avión, pero los pilotos finalmente respondieron.

John Nance, analista de aviación colaborador de ABC News, calificó esta situación como “extremadamente peligrosa”, especialmente si los pilotos no podían monitorear las condiciones climáticas y el estado del combustible del avión.

“El avión aún puede volar con piloto automático, pero esto no es inteligente ni seguro”, dijo.

ITA Airways, anteriormente conocida como Alitalia, dijo que el capitán afirmó que las radios dejaron de funcionar, pero los investigadores encontraron “fuertes inconsistencias entre las declaraciones hechas por el capitán y el resultado de la investigación interna”, según un comunicado.

La aerolínea italiana dijo en un comunicado que el comportamiento del capitán “no fue consistente con las reglas dictadas por la compañía”.

El avión aún logró aterrizar de manera segura en Roma, y ​​desde entonces ITA Airways despidió al capitán.