De 60 años de edad y 25 de servicio, Amalio pensaba en su retiro

Hoy murió a consecuencia de un infarto, sufrido cuando sicarios ejecutaban a su sobrino Luis Alberto, custodio del Cereso

Guaymas, Sonora.- El señor Amalio Villalobos Sáenz, de 60 años de edad, tenía 25 años de servicio y ya pensaba en su retiro, lamentablemente hoy un infarto al miocardio acabó con su vida, ante la impresión que sufriera al ser testigo del asesinato de su sobrino Luis Alberto López Villalobos.

Ambos quedaron sin vida a bordo de un automóvil Chevrolet, sedán, color gris, de la línea ‘Cavalier’, en el que viajaban sobre la calle 10 avenida 0, del sector Yucatán.

Amalio, policía segundo en Guaymas, el día de mañana lunes saldría de vacaciones.

¡Descanse en paz, condolencias a su esposa, sus hijos y nietos!