A tres años de la Cuarta Transformación Sonora sigue el ejemplo del presidente López Obrador

Destacan los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, dice el gobernador Alfonso Durazo Montaño

Hermosillo, Sonora.- “El objetivo superior del gobierno mexicano es darle forma a las condiciones para que la gente pueda acceder a una vida digna y a la felicidad; de esta forma el crecimiento solo tiene sentido como medio para lograr el bienestar de la gente”, afirmó Alfonso Durazo al citar un propósito común que su gobierno comparte con el del presidente Andrés Manuel López Obrador.
Al felicitar al presidente de la República por su tercer aniversario de gobierno, el mandatario estatal enlistó las cualidades de la actual administración federal:“En el ámbito ético, destacan los principios que orientan a esta Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo. Es a partir de estos tres fundamentos que se establece la principal preocupación y ocupación de este gobierno, que ha sido el carácter social, buscando la inclusión de los amplios sectores que fueron hechos a un lado durante los gobiernos neoliberales”, explicó el gobernador de Sonora.De igual forma, en seguimiento a los principios que buscan transformar a México y a Sonora, el mandatario sonorense reconoció la necesidad de contar con un gobierno que asuma compromisos, como se ha reflejado ya en la elaboración del presupuesto social más grande de la historia de la entidad.“Este proceso no se da tan fácilmente si no se cuenta con un gobierno que asuma sus responsabilidades sociales y con una economía de dimensión moral dirigida a la satisfacción de las necesidades básicas de la población y no solo al mero y frío incremento de los números y las estadísticas”, aseguró.Para finalizar, Durazo Montaño destacó que, a tres años del movimiento de transformación, las políticas públicas de las entidades deben sincronizarse con el principio de moderar la opulencia, reducir las desigualdades sociales y “que les toque a los que nunca antes les había tocado”.“El gobierno del presidente López Obrador no comparte la obsesión tecnocrática por las cifras como objetivo máximo de la política. Porque considera que lo esencial es lo cualitativo y no lo cuantitativo, es decir, la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza”, concluyó.